El 17 de agosto de 2015 entró en vigor el Reglamento de la UE 650/2012, de 4 de julio, más conocido como Reglamento Europeo de Sucesiones, que introduce importantes modificaciones en el derecho internacional privado aplicable a las sucesiones transnacionales, a efectos de simplificar el complejo régimen jurídico de este tipo de sucesiones cada vez más frecuentes en el territorio de la Unión Europea, y en particular, en España.