La Comisión Europea ha adoptado una decisión por la que considera que Irlanda habría vulnerado la normativa comunitaria de ayudas de Estado al otorgar ventajas fiscales ilegales a Apple por valor de 13.000 millones de euros.