Perder por incomparecencia

Permitan que les advierta sobre algo que si su abogado no es muy ducho en la jurisdicción contencioso administrativa, puede suponer que pierdan por incomparecencia, utilizando un símil deportivo. Y, a mi juicio, no hay nada peor ni más bochornoso que perder por incomparecencia, alineación indebida o similar, ni siquiera por penalti injusto y en el último minuto.