El 2012 ha sido un año especialmente convulso en cuanto a modificaciones y novedades en la normativa fiscal. Limitación de compensación de bases imponibles negativas, de deducibilidad de gastos financieros, desaparición de la libertad de amortización, incrementos en los tipos de retención, incremento de los tipos de IVA, nuevas infracciones y sanciones, limitación del pago en efectivo… Un sinfín de modificaciones aprobadas durante el año, muchas de ellas por sorpresa.