SINDICALIZACIÓN DISRUPTIVA: PROTESTAS MEDIANTE HOLOGRAMAS

En 1972 Dalí realizó su primera exposición de hologramas en la Knoedler Gallery de Nueva York (Holo! Holo! Velázquez! Gabor!). La misma rendía homenaje a Denis Gabor, inventor de dicho fenómeno lumínico, galardonado un año antes con el premio Nobel de física por sus trabajos con el láser. El interés de Dalí por la holografía, tomando en consideración que su obra no puede entenderse al margen de su inquietud por la ciencia, ya debía evidenciar en ese momento la multitud de funcionalidades que este mecanismo alberga.

¿CÓMO PUEDE LA TECNOLOGÍA BLOCKCHAIN CONTROLAR LAS CONDICIONES LABORALES EN LAS EMPRESAS?

En el mundo actual, en el que la información se divulga a una velocidad desconocida hasta el momento, no existe empresa cuyos resultados e imagen no se vean afectados de descubrirse que sus productos son fabricados en condiciones que vulneran los derechos laborales de trabajadores. Pues bien, la tecnología Blockchain podría permitir a las compañías dar un paso adicional en el seguimiento de estas prácticas perjudiciales dotando al sistema de herramientas para acreditar que la empresa hizo todo lo posible por evitar incidencias, que le resultaban, además, completamente desconocidas.

SINDICALISMO DIGITAL PARA UNA ECONOMÍA 2.0

Es evidente que la tecnología está revolucionando el mundo del trabajo. Uno de los fenómenos más disruptivos en este sentido ha sido el de la gig economy, concepto referido a una nueva forma de trabajo donde oferente y demandante contactan online, a través de plataformas digitales, para la contratación de encargos esporádicos. Ante esta nueva realidad, el sindicalismo digital ha reaccionado, por ejemplo, en Reino Unido, enfrentándose en los tribunales a algunas de estas plataformas colaborativas. Es el caso de GMB contra Uber o de IWGB contra CitySprint -entre otras empresas de mensajería-. Ambos procedimientos concluyeron...

¿PODRÍA LA TECNOLOGÍA ACABAR CON EL DERECHO DE HUELGA DE LOS TRABAJADORES?

La huelga es una medida de presión concebida en un modelo productivo del siglo XIX y XX, donde la mano de obra humana resultaba esencial para llevar cabo la producción. El presente tecnológico y un futuro no tan lejano auguran, como mínimo, un nuevo modo de convivencia entre trabajadores y máquinas autónomas dotadas, incluso, de inteligencia artificial, que probablemente provocará un cambio profundo en la concepción actual del derecho de huelga.

GIG ECONOMY/ON DEMAND ECONOMY: ENCAJE NO UNIFORME DE LAS RELACIONES LABORALES

El pasado 2 de febrero, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid desestimó la demanda interpuesta contra la compañía francesa Blablacar al considerar que dicha plataforma se limita a poner en contacto a particulares que quieren realizar un viaje juntos y compartir determinados gastos (para conocer más detalles del caso, ver este Post). Esta decisión, en la medida en que declara a la plataforma como intermediadora y no como prestadora de los servicios, entraría en conflicto con una eventual sentencia de la jurisdicción social que declarase al conductor como trabajador de Blablacar. La...

ALQUILAR BIENES E INMUEBLES A TRAVÉS DE PLATAFORMAS DIGITALES EN FRANCIA COTIZARÁ EN AUTÓNOMOS

Francia ha tomado la iniciativa en la regulación de la economía colaborativa. Así, en virtud de la Ley de Presupuestos de la Seguridad Social para 2017, alquilar bienes e inmuebles a través de plataformas digitales cotizará como autónomo. En este sentido, ya en agosto de 2016 el país galo reguló las obligaciones sociales de las plataformas informáticas (derecho de formación y huelga de los colaboradores, tal y como se explicó en este post) y antes de finalizar 2016, ha regulado también las obligaciones de seguridad social de estos colaboradores.

¿Sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de un robot?

La robótica es uno de los mayores retos a los que se enfrentará el ser humano en los próximos años. Los distintos avances en el campo de la inteligencia artificial y las incontables ocasiones en las que la ciencia ficción se ha referido a los robots hacen de ésta una de las tecnologías disruptivas que más inquietudes despierta, pero ¿sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de un robot?